Blog

Artículos, noticias, información desde IPA Argentina

Sobre seguridad en juguetes: para fabricantes y/o importadores

Los JUGUETES son mediadores de la comunicación y enriquecen la acción de jugar.  Un buen juguete es el que responde al interés y necesidad de los niños en cada etapa de su crecimiento. El juguete estimula su protagonismo, brindándole variadas formas de juego, posibilitando el despliegue de su imaginación y creatividad.  Es importante que se incluyan oportunidades lúdicas vinculadas al arte y la tecnología para ampliar el repertorio y explorarlas desde otros lugares, no solamente desde el estereotipo.

10660353_684237081690416_8847290290998791458_n¿CUÁLES SON LAS NORMAS DE SEGURIDAD VIGENTES PARA JUGUETES EN ARGENTINA?

En nuestro país, Brasil, Uruguay y Paraguay, para garantizar la seguridad de los juguetes se utilizan las normas IRAM-MERCOSUR300. 2003 que constan de 6 partes:

  • Parte 1: Propiedades generales, mecánicas y físicas.
  • Parte 2: Inflamabilidad.
  • Parte 3: Migración de ciertos elementos.
  • Parte 4: Juegos de experimentos químicos y actividades relacionadas.
  • Parte 5: Juguetes químicos distintos de los juegos de experimentos.
  • Parte 6: Seguridad de los juguetes eléctricos.

Estas normas tienen carácter obligatorio, protegen a los consumidores y garantizan que los productos ofrecidos en el mercado estén certificados por un organismo de certificación acreditado. Las Certificadoras toman muestras de juguetes que luego son enviadas a Laboratorios acreditados y reconocidos para someterlas a diferentes ensayos y si cumplen con las normas vigentes, la Certificadora le otorga un certificado como evidencia objetiva que ese juguete es seguro para ser manipulado por un niño. El mismo deberá ser renovado periódicamente.

¿CUÁLES SON LOS PASOS PARA ADQUIRIR el SELLO DE SEGURIDAD ?

1- El fabricante o importador se vincula con una certificadora acreditada y reconocida en la que presenta una solicitud de pedido de certificación de determinado juguete o familia de juguetes.

2- El fabricante o importador presenta la documentación que le solicita la certificadora para realizar un estudio de factibilidad.

3- La certificadora toma muestras de los juguetes y las envía a un laboratorio acreditado y reconocido, elegido por el cliente para realizar los ensayos que correspondan según las normas vigentes.

4- La certificadora recibe y evalúa los informes realizados por el laboratorio, una vez terminados los ensayos.

5- Si el juguete cumple con las normas vigentes, la Certificadora emite el certificado correspondiente por un período determinado de tiempo hasta su vigilancia o hasta la renovación del certificado conforme a las reglamentaciones vigentes.

¿QUÉ NO ES UN JUGUETE? (Según las normas de seguridad vigentes en Argentina)

Según la normas vigentes se denomina juguete a todo producto comercializado destinado a ser utilizado con fines de juego por niños de edad inferior a los 14 años. El artículo 2° de la norma establece un listado de productos que no se consideran juguetes y por lo tanto no se certificarán como tales. Ellos son:

  • Adornos de Navidad;
  • Modelos reducidos, construidos detalladamente a escala para coleccionistas adultos;
  • Equipos destinados a la utilización colectiva en terrenos de juego;
  • Equipos deportivos;
  • Equipos náuticos destinados a su utilización en aguas profundas;
  • Muñecas folklóricas y decorativas y otros artículos similares para coleccionistas adultos;
  • Juguetes “profesionales” instalados en lugares públicos;
  • Rompecabezas de más de 500 piezas o sin modelo, destinados a especialistas;
  • Armas de aire comprimido;
  • Fuegos artificiales, incluidos los fulminantes de percusión;
  • Hondas;
  • Juegos de dardos con puntas metálicas;
  • Hornos eléctricos, planchas u otros productos funcionales alimentados por tensión nominal superior a 24 voltios;
  • Productos que contengan elementos caloríficos cuya utilización requiera la vigilancia de un adulto,
  • Vehículos con motores de combustión;
  • Máquinas de vapor pequeñas;
  • Bicicletas diseñadas para hacer deporte o para desplazarse por la vía pública;
  • Juegos de video que se puedan conectar a un monitor de video, alimentados por tensión nominal superior a 24 voltios;
  • Chupetes de puericultura;
  • Imitaciones fieles de armas de fuego reales;
  • Joyas de fantasías destinadas a los niños.

¿QUÉ LE SUMA A UN JUGUETE OBTENER EL SELLO DE SEGURIDAD?SEGURIDAD

Un juguete con sello de seguridad tiene un valor agregado. Es un producto que se posiciona en el mercado porque garantiza seguridad y salubridad al consumidor. El distribuidor responsable de juguetes lo elige porque cumple con la reglamentación vigente y le permite recomendarlo a los comercios que llegar al consumidor final. El consumidor responsable busca el sello de seguridad en la caja del juguete porque sabe que protege a su niño, le otorga confianza y tranquilidad de uso.

El sello de seguridad impulsa a los fabricantes de juguetes a mejorar los estándares de su producción, los protege frente a la competencia desleal de otros fabricantes que ofrecen productos a precios muy económicos pero de baja calidad en términos de seguridad y lo más importante BAJA LA PROBABILIDAD DE ACCIDENTES EN LOS USUARIOS: los NIÑOS/AS.

*Texto extraído de Tríptico realizado por IPA Argentina y la certificadora IQC